Inicio / Beneficios

Beneficios de La Cámara Hiperbárica

El tratamiento a base de oxigenación hiperbárica consiste en proporcionar oxígeno al 100% bajo presión de 1 a 3 atmósferas absolutas, equivalente a la soportable bajo el agua de entre 5 a 10 metros de profundidad. Por lo tanto al combinar presión y oxígeno, se generan una serie de efectos físicos y fisiológicos beneficiosos a un mayor número de enfermedades. La Cámara Hiperbárica es el instrumento mediante el cual se suministra este oxígeno, generando una amplia gama de efectos físicos y fisiológicos aplicables a un cada vez mayor número de padecimientos.

De tal forma que estas terapias de OHB (Oxigenación Hiperbárica) además de estar indicadas para paciente que sufren alguna enfermedad, se utilizan por personas que desean revitalizar sus órganos, estimular el sistema inmunológico, tonificar la piel, previniendo de esta manera posibles enfermedades, manteniéndose saludables y consiguiendo una mejor calidad de vida. Actúa como un verdadero fármaco produciendo distintas respuestas en función a dosis y tiempo de administración.

Compatibilidad con otros Tratamientos

La Cámara Hiperbárica está considerada por múltiples instituciones a nivel mundial como un instrumento vanguardista, efectivo en el combate contra enfermedades. Esta terapia es compatible con otros métodos de medicina convencional o tradicional; no implica la duplicidad de recursos o exclusión de dichos tratamientos médicos. Ciertos antibióticos como los aminoglucósidos requieren de una tensión de oxígeno tisular superior a 40 mm. De Hg para actuar contra la infección, acción que se facilita con la OHB.

Igualmente, la oxigenación hiperbárica ha sido aprobada por la FDA (Food & Drugs Administration) de Estados Unidos de América, así como por infinidad de instituciones de salud a nivel gubernamental en Rusia, Cuba y países de Europa, Asia y América del Sur y en nuestro país, por instituciones oficiales como el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicio Social para los Trabajadores del Estado y otras.

La respiración de oxígeno en un ambiente hiperbárico aumenta hasta en 23 veces la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma, así los tejidos hipóxicos que reciben irrigación sanguínea, aunque sea escasa, se aprovechan de esta fuente necesaria para su metabolismo celular, restituyendo con ello la neovascularización, la neocolagenización y los mecanismos de cicatrización.